La Floriografía: ¿Cúal es el lenguaje de las flores?

No solo es el nombre de este espacio, sino también un concepto usado hace siglos para expresar nuestras emociones humanas a través de la naturaleza. La floriografía o lenguaje de las flores era un método de comunicación, utilizado en la época victoriana para llevar mensajes codificados.  

En aquellos tiempos, existían prejuicios y reglas inflexibles que impedían expresar muchos de nuestros sentimientos en voz alta. Actualmente, nuestra sociedad dejó muchas de estas ideas atrás, incluyendo este lenguaje. Sin embargo, seguimos conservando algunas nociones básicas, como la relación entre amor apasionado y rosas rojas o la relación entre pureza y rosas blancas.

El origen de esta práctica se remonta a la antigüedad, donde las civilizaciones griegas, egipcios y chinas tenían una simbología relacionada a las flores. Lo más cercano al lenguaje de la época victoriana es el Selam, el lenguaje de flores turco de la Corte de Constantinopla, este nació debido a la fiebre de los Tulipanes del siglo XVIII.

Su apogeo llegó a Europa gracias a la introducción de Mary Wortley Montagu y Aubry de La Mottraye. Y en los 1800s comenzó la publicación de obras como: Dictionnaire du language des fleurs de Joseph Hammer-Purgstall, siendo la primera lista sobre flores y sus significados, y Le langage des Fleurs de Madame Charlotte De La  Tour, el primer diccionario de floriografía.

Aunque esas dos publicaciones marcaron una pauta importante para la popularidad del lenguaje, existieron muchas más publicaciones antes y después, de hecho la obra de Madame De La Tour impulsó a la publicación de obras desde Europa hasta Sudamérica.

Una de las obras más conocidas que le siguió fue “The Language of Flowers” por Routledge e ilustrada por Kate Greenaway, la cual se sigue publicando en la actualidad aunque su primera publicación haya sido hace 137 años atrás. Más información sobre la historia de la floriografía en el siguiente enlace, si es hábil en el idioma ingles también recomendamos este.

Pedazo de papel rasgado que dice «Su amor fue como una lavanda -L. Chouette» con una lavanda a un lado en un fondo rosa. Foto por
Laura Chouette (@laurachouette) / Unsplash

La Floriografía en el arte.

Es entendible que en su mayor punto de popularidad, la floriografía haya echado raíces en otros campos, como el de la literatura. Autores como Jane Austen, las hermanas Brontë y Shakespeare usaron el simbolismo de las flores para darle capas de profundidad y significado a sus obras.

De hecho, en su momento el lenguaje de las flores atrajo la atención de muchas autoras y editores estadounidenses. Algunos de estas fueron, Lucy Hooper, novelista y poeta, quien inluyó varios de sus poemas en The Lady’s Book of Flowers and Poetry (1841) y Frances Sargent Osgood, quien publicó The Poetry of Flowers and Flowers of Poetry en el mismo año.

Por otro lado, pintores como Van Gogh, conocido por sus girasoles, o Monet y Renoir, sabían capturar la esencia de la naturaleza muerta y sus expresiones en sus cuadros. Las flores también fueron utilizadas en retratos para acompañar lo que transmitían aquellos personajes, autores como John Singer Sargent con 900 oleos, fueron especialmente conocidos por esto.

En la actualidad, la floriografía en el arte no es común, sin embargo existen algunos ejemplos que podemos nombrar. Una de las obras más populares del anime contemporáneo, Tokyo Ghoul, contiene una escena con claveles blancos sobre la introspección y aceptación del protagonista, y las flores juegan un papel clave en la expresión de la imagen. Más detalles aquí.

Hombre y mujer viendo con atención la pintura de girasoles por Vincent Van Gogh. Foto por Falco Negenman (@f9lco) /Unsplash

Otro ejemplo es el mundo cinematográfico del acto surcoreano BTS, usando distintos tipos de flores para contar una historia sobre juventud y cambio a lo largo de su carrera. Por ejemplo, la cala blanca está relacionada con el personaje de Jin, quien vieja en el tiempo una y otra vez  tratando de salvar a sus amigos. La cala blanca representa pureza, inocencia y resurrección.

Pero la flor más importante en este universo es una que no existe, sin embargo tiene un profundo significado. La flor ficticia, Smeraldo, guarda el significado de “La verdad nunca dicha” que nos lleva a una vieja leyenda italiana.

Esta cuenta la historia de un hombre que vivía en un castillo aislado en La Citta di smeraldo, ya que era el hijo bastardo de un duque de Florencia, este permaneció en el castillo utilizando una máscara porque era muy feo. Debido al odio que recibió no se acercaba a nadie y huía si alguien lo intentaba.

Su única alegría era su jardín de flores. Sin embargo, un día una chica apareció para robar sus flores y al principio el hombre se molestó. Y así pasaron varias ocasiones hasta que el hombre despertó curiosidad por la chica y, eventualmente, un enamoramiento hacia ella.

El hombre averiguó que la chica era muy pobre y vendía flores para vivir. Fue entonces cuando el hombre quiso ayudarla y enseñarle a plantarlas, sin embargo por sus inseguridades se negó. Así que decidió que lo mejor sería cuidar de las flores y un día decidió crear la flor más hermosa y cara para ella. Sin embargo, después de lograrlo, la chica no volvió a aparecer.

Más tarde, él visitaría la villa y sabría que la chica había muerto. La historia nos deja la moraleja de lo importante que es mostrarnos como quienes somos realmente. BTS utilizó esta flor y su historia no solo para videos musicales, también hizo una canción al respecto usando el lenguaje de la Smeraldo.

Lista de nuestras flores y sus significados favoritos.

Aunque los significados de las flores pueden varian dependiendo de varios factores, como la relación entre las personas, la posición de la flor, la mano con la que se recibe, es decir la derecha significa “sí” y la izquierda significa “no”, y otras influencias culturales, este el lenguaje estándar de las flores:

Acacia: constancia, elegancia.

Amapola: fertilidad, resurrección, sueño eterno.

Azalea rosada: templanza, amor por la naturaleza.

Camelia: quien la regala dice «te querré siempre».

Cerezo: pequeño amante, lo efímera que es la vida.

Clavel blanco: inocencia, amor puro, talento.

Clavel silvestre: amor de mujer.

Flor de ciruelo: mantén tu promesa.

Flor de loto: misterio, verdad, pureza espiritual. Olvido, amor lejano.

Gardenia: amor secreto.

Girasol amarillo: eres mi sol. Solo tengo ojos para ti. Devoción. Gloria.

Glicinia: me aferro a ti, poesía, juventud.

Hinojo: fuerza.

Iris: fe, sabiduría, valor, amistad.

Lila: humildad.

Lirio: saludos.

Lirios amarillos: amarte me hace feliz.

Magnolia: amor a la naturaleza, simpatía, nobleza, perseverancia y dignidad.

Margarita blanca y rosada: solo tengo ojos para ti.

Margarita blanca: se utiliza para seducir a la persona amada.

Muérdago: supero mis dificultades.

Narciso: egoísmo, introversión, vanidad, mentira, formalidad.

Nenúfar: pureza de corazón.

Nomeolvides: no me olvides. Verdadero amor, amistad, fidelidad. Recuerdo.

Olivo: paz.

Orquídea: belleza, lujuria, perfección, pureza espiritual, exquisitez, magnificencia.

Pulsatilla: no puedes pretender nada.

Rosa amarilla: debilitamiento del amor, celos, desconfianza, amistad, dulzura, cariño.

Rosa blanca y roja: mezcla de sentimientos.

Rosa blanca: soy digno de ti, amor a Dios, pureza, paz.

Rosa roja: belleza, amor intenso, pasión, admiración.

Rosa sin espinas: sin miedo.

Tomillo: constancia.

Trébol: venganza.

Tulipán amarillo: amor sin esperanza.

Para una lista más completa, visite aquí.

Carmelia rosa. Foto por:
Sandy Millar (@sandym10) / Unsplash

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: